Tiburón Martillo

Tiburón Martillo (Sphyrnidae)

La característica más notable del tiburón martillo es la forma de su cabeza, que se asemeja a un mazo o martillo en forma de T, de hecho, debe su nombre a esta forma peculiar. A cada extremo de los lóbulos de la cabeza se localizan sus grandes ojos, lo que le confiere la capacidad de ver en un ángulo de 360 grados con solo un pequeño movimiento de su cabeza.

Adicionalmente, se sabe que el tiburón martillo, al igual que otras especies de tiburones, tiene sensores eléctricos que le permiten localizar a sus presas. Al parecer, la forma de su cabeza le confiere al tiburón martillo una mayor habilidad de percibir los impulsos eléctricos, aunque sus presas estén escondidas entre la arena del fondo marino. De esta forma localiza uno de sus alimentos preferidos, las rayas.

Por otro lado, su olfato esta tan desarrollado que es capaz de percibir el aroma de una gota de sangre a una distancia máxima de un kilómetro y medio.

El tamaño medio del tiburón martillo es de 3,5 metros de longitud, sin embargo se tiene registros de ejemplares de hasta 6 metros. El peso máximo del que se tiene constancia es de 400 Kg.

Este tiburón se alimenta de una gran variedad de animales, como anguilas, meros, sargos, peces delfín, otros tiburones, rayas, calamares, cangrejos, caracoles, sepias e, incluso, peces escorpión venenosos.

Los dientes del tiburón martillo tienen forma de gancho y son tan afilados como una navaja, lo cual les facilita atrapar, despedazar y devorar a su presa.

El tiburón martillo puede encontrarse en solitario, en pareja o formando parte de un grupo. En estos grupos, cada tiburón forma parte de la estructura social en la que se dividen y que determina cuál es su dominancia dentro del grupo.

 Puede desplazarse tanto en zonas oceánicas como cercanas a la costa. Se trata principalmente de una especie pelágica, aunque se sabe que existen poblaciones sedentarias. 

Las crías no reciben cuidados parentales, pero es frecuente que se agrupen juntos en las aguas más cálidas, donde permanecen hasta que ya se han desarrollado un poco más y pueden valerse por sí mismos.

El gran tiburón martillo es el más grande de las nueve especies conocidas de este tiburón, que puede crecer hasta los seis metros de longitud y pesar hasta 450 kilos, aunque este peso no es el habitual en estos escualos.

La mayoría de las especies de este tipo de tiburón son pequeñas e inofensivas para los humanos, pero los grandes martillos, con su tamaño y ferocidad, son potencialmente peligrosos, a pesar de que se hayan registrado pocos ataques.

El tiburón martillo gigante (Sphyrna mokarran) y el pez martillo (Sphyrna lewini) se cuentan como especies en peligro. La especie denominada Sphyrna tudes y el tiburón martillo liso (Sphyrna zygaena) se encuentran como vulnerables en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN.

En Buzos Ultramar tuvimos la suerte de poder bucear junto a ellos en Daedalus Reef, durante nuestro último viaje al Mar Rojo – Ruta Sur, y fue una experiencia inolvidable.

Artículo escrito por Pedro Quesada

2 comentarios en “Tiburón Martillo”

  1. Crixo Acero Azul

    Que gran artículo de Pedro Quesada.
    Bajar por ese arrecife a 25 metros, salir al azul a hacer la espera de los martillos a 30, y en cuanto asoman la aleta picar a 40m.
    Ojalá la vida nos devuelva a Daedalus Reef.
    Un saludo compañeros del azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Disfruta con nosotros de esta maravillosa isla de Indonesia, famosa por sus montañas volcánicas, arrozales, playas infinitas y arrecifes de coral.