Tiburón oceánico de puntas blancas

Tiburón oceánico de puntas blancas (Carcharhinus longimanus)

El carcharhinus longimanus es una especie de tiburón especialmente reconocible por las motas blancas presentes en las puntas de sus aletas. De carácter solitario y movimientos lentos, este tiburón habita en capas acuáticas situadas entre los 0-200m, si bien prefiere hacer de las zonas superficiales principal su zona de confort.

            Curiosamente, el oceánico de puntas blancas soporta la fama de ser uno de los tiburones más peligrosos para el ser humano, pues a pesar de su carácter aparentemente tranquilo y dócil, son conocidos por haber atacado a varios supervivientes de barcos y aviones que encontraron su final en las profundidades del mar. Además, son sospechosos de haber sido responsables de tragedias como la acaecida a los miembros del USS Indianapolis, la cual ha sido descrita como “el peor ataque de tiburones de la historia” y al cual incluso se hizo referencia en la aclamada película Tiburón (1975).

            Sin embargo, este tiburón también ha encontrado un poderoso enemigo en el ser humano, quien resulta ser el responsable de que esta especie haya pasado de expandirse por aguas de todo el mundo a ver su número drásticamente reducido en los últimos 30 años, hasta el punto de que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo haya incluido en la lista roja bajo la catalogación de “vulnerable”. Es sobre todo en el mercado asiático donde las aletas de este tiburón son más cotizadas, ya que resultan ser el ingrediente principal de la conocida sopa de aleta de tiburón.

            En ocasiones, se suele ver a este tiburón en compañía de rémoras, delfines, peces piloto e incluso de ballenas piloto de aletas corto por causas que parecen estar vinculadas a semejanzas en la dieta, que en el caso del oceánico de puntas blancas se compone de vertebrados, pero también de tortugas marinas, rayas, aves marinas, gasterópodos, calamares, crustáceos y carroña (en ocasiones incluso ha sido visto devorando restos de basura depositada en los fondos marinos). Por contra, son las especies de tiburones de gran tamaño las que representan la principal amenaza para el oceánico de puntas blancas bajo el agua.

            Los carcharhini longimani pueden poner de 1 a 15 huevos en un mismo desove, y sus crías al nacer medirán entre 60-65 cm, siendo estas el principal blanco de los depredadores.

            Esto es cuanto hoy os venimos a contar de esta impresionante especie, el carcharhinus longimanus, al cual tuvimos el privilegio de contemplar en nuestra ruta Sur por el Mar Rojo (eso sí, con las debidas precauciones).

Artículo escrito por Javier Morales.

1 comentario en “Tiburón oceánico de puntas blancas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Disfruta con nosotros de esta maravillosa isla de Indonesia, famosa por sus montañas volcánicas, arrozales, playas infinitas y arrecifes de coral.